El guojinmintui: un nuevo debate en China entre la propiedad privada y el Estado

Los esfuerzos para reorganizar la industria del carbón y la aplicación del paquete de incentivos de 4.000 millones de yuanes (586.000 millones de dólares) tras el inicio de la crisis actual ha provocado un amplio debate en China sobre el guojinmintui entre intelectuales, empresarios y funcionarios del partido y del Estado. "Guojinmintui" significa, literalmente, la expansión del sector estatal y la contracción del crecimiento del sector privado. Desde 2004, la tendencia a denunciar a la propiedad pública y la economía planificada se han convertido en el centro de los debates teóricos e ideológicos. Las élites chinas de derechas ya han adquirido una amplia experiencia en la transformación de un tema en consenso público mediante los medios de comunicación bajo su control.

¿Qué podemos esperar de China en los próximos años?

En la última década los ingresos disponibles per cápita de los chinos subieron un 8,1% por año en las zonas rurales y el 9,2% en las zonas urbanas. Resultados con los que la mayor parte del mundo tan sólo pueden soñar. Los chinos parecen globalmente satisfechos con su condición. Sin embargo, no todo es color de rosa en el mejor de los mundos... Corrupción, desigualdades, escasez de participación, de ideología, contaminación... El último congreso del PCCh...¿Supuso un avance en estos temas?

A la salida del pozo.

¿Porqué se cierran las minas en Asturias y León mientras se importa carbón colombiano? ¿Porqué no se aplican mejoras técnicas que disminuyan el CO2 que se emite a la atmósfera? ¿Se investiga suficiente en energías renovables? ¿Existe una posible salida para la defensa de los puestos de trabajo en las minas? Una pequeña aportación al debate... y un homenaje a la lucha de los mineros.

YA A LA VENTA: La crisis de 30 años. Henri Houben

"[Las hipotecas subprime] no representan más de 1 billón de dólares. Compárese con la capitalización bursátil en Estados Unidos, que es de 20 billones, o el patrimonio de los hogares americanos, que asciende a casi 60 billones de dólares. ¿Por qué la crisis ha llegado a tener estas dimensiones? " Informe al Consejo de Ministros Francés. Enero 2010

Septiembre de 2008. El hundimiento de Lehman Brother provoca un cataclismo: los Estados corren a salvar los grandes bancos para evitar el colapso total. Tres años más tarde, la crisis toma un nuevo cariz.

El endeudamiento de los estados es colosal, los problemas monetarios no parecen poder controlarse, mientas que los ciudadanos se ven confrontados a un incremento vertiginoso del paro, a la prolongación de la vida laboral, la privatización masiva de los servicios públicos.

¿Es suficiente con cuestionar la deriva de las finanzas y la especulación? ¿Estamos frente a un fenómeno más profundo que toca la esencia misma del sistema capitalista? El autor remonta a los orígenes de la crisis actual, regresando a 1973, cuando la primera tormenta sacudió el mundo de la producción. Desmenuza las múltiples tentativas del sistema desde entonces para tapar las fugas. Muestra que las soluciones temporales de ayer para sobrepasar las recesiones periódicas crearon las condiciones de una crisis mundial de mayor envergadura hoy. ¿Hay vías de salida en el sistema actual?

Henri Houben examina estas pistas con lupa, buscando un modelo económico que evite a los ciudadanos pagar por una crisis de la que no son responsables. 

«No soy tan optimista respecto a Europa y EE.UU. En ambos casos, el problema subyacente es una demanda total insuficiente. La máxima ironía es que existen simultáneamente una capacidad productiva excesiva, vastas necesidades insatisfechas y políticas que podrían restaurar el crecimiento si usaran esa capacidad para satisfacer las necesidades.» Joseph Stiglitz. Premio Nobel economía 2001

Reacciones:

 

«H. Houben lleva a cabo un análisis de la actual crisis económica desde una perspectiva crítica y radical, porque acude, de manera muy didáctica, a los propios fundamentos de un sistema económico capitalista que apuesta por superar, revelando así las falacias y limitaciones de los economistas ortodoxos.» Juan Pablo Mateo Tomé, Profesor Universidad Pontificia de Comillas, Madrid

«Al combinar los análisis empíricos con una rigurosa capacidad de síntesis teórica, el autor aporta uno de los mejores relatos de la crisis y de la inviabildiad de las soluciones que no se plantean superar el marco del capitalismo.» Luciano Vasapollo, Profesor Universidad La Sapienza, Roma

«En un período de tanta confusión, el libro "La Crisis de 30 Años" es un claro ejemplo de las ventajas del análisis marxista para desenredar la madeja de la realidad» Joaquín Arriola, Profesor Universidad del País Vasco-EHU, Bilbao

«Considero que este libro es una obra indispensable, rápida de leer y muy clara, capítulo a capítulo firmemente anclada y bien documentada, para comprender las fuerzas motrices subyacentes a la dinámica de la crisis ya instalada y sobre la que no se observa ninguna salida.» Júlio Marques Mota, ex-profesor, Universidad de Coimbra

Sobre el autor

Henri Houben es economista. Obtuvo su doctorado en la UCL (Universidad católica Louvain-la-Neuve). Realizó su tesis sobre los Sistemas de producción en la industria del automóvil: del fordismo al toyotismo. Trabaja en Gresea, (Grupo de investigación y estudios para una estrategia económica alternativa), una ONG de Bruselas especializada en las relaciones económicas Norte-Sur y en la popularización de los términos económicos.

Colabora activamente con el INEM (Instituto de Estudios Marxistas), especialmente impartiendo cursos en la Universidad de verano y escribiendo artículos en la revista trimestral Estudios Marxistas. Es igualmente miembro de Attac Bruselas, así como del WAPE (World Association for Political Economy), una asociación internacional de economistas marxistas y progresistas. También participa en la Red por la Justicia Fiscal y en Econosfera, un agrupamiento de economistas belgas francófonos heterodoxos.

Entrevista a Samir Amin: "La izquierda radical debe ser más audaz "

En un primer momento, la respuesta a la crisis de 1929 fue exactamente la misma que hoy: las políticas de austeridad, con su espiral descendente. El economista John Maynard Keynes decía que era absurdo y que se debía hacer lo contrario. Pero, ¿cuándo se le escuchó? Sólo tras la Segunda Guerra Mundial. No porque sus ideas fuesen malas o porque la burguesía se convenciese después de la guerra, sino porque le fueron impuestas por la fuerza de la clase obrera. El resultado de la segunda guerra mundial fue la victoria de la democracia sobre el nazismo, la victoria del Ejército Rojo sobre el nazismo. Y el miedo al comunismo.

¿Menos finanzas y más producción?

Para los proferores Vicente Navarro, Juan Torres y el diputado Alberto Garzón, la "progresiva deriva de los capitales hacia el universo financiero es lo que debilita la actividad real y genera inestabilidad, puesto que la base en la que allí se soporta la ganancia es la especulación que implica una asunción constante de riesgo y, por tanto, una tendencia permanente a la inestabilidad y a las crisis". Pero ¿Sufre el capitalismo por déficit de producción o por exceso? ¿Rescatemos el capitalismo "productivo" frente al "especulativo"?

Huelga general en España y Portugal...¿Algo que aprender?

Portugal conoce una situación semejante a la española, con un 12% de pérdida de poder adquisitivo en el último lustro, durante el que ha conocido 4 huelgas generales. El mayor sindicato del país, la CGTP, afirma que "Portugal ya no puede continuar subyugada a un Gobierno que, asumiendo su naturaleza de clase al servicio del gran capital, asienta su forma de gobernar en el empeoramiento de los sacrificios impuestos a los trabajadores y al pueblo portugués, para satisfacer los intereses particulares de los grupos económicos y financieros."

¿Sabías que? Algunos motivos para la huelga general del 14 N

El mismo año en que el ex presidente socialista Zapatero afirmaba que “No es fácil decir a los trabajadores que toca una época de contener los salarios. Pero toca. Igual que a los empresarios les toca una época de contener los beneficios”, la Comisión Nacional de Valores publicaba un informe sobre la dirección de las empresas del IBEX 35. En él se constataba, que pese a que las empresas presentan una “caída general de resultados”, “la remuneración media de los consejeros ejecutivos fue de 2,4 millones de euros lo que supone un incremento anual del 8,3%”. Por su parte, los 482 miembros de la alta dirección de estas empresas tienen una “retribución media de 777.000 euros, un incremento del 3,1%”.

Eurobonos ¿Receta mágica ante los problemas financieros?

Es posible elaborar un sistema que deje fuera a los mercados financieros. ¿Cómo? En primer lugar, los capitalistas más ricos son quienes deben contribuir más a refinanciar a los países de con déficit presupuestario. En los últimos treinta años, se enriquecieron increiblemente. De acuerdo con un estudio de Credit Suisse, el 1% de las personas más ricas de Europa tiene 25 billones de euros (más del doble del total del PIB de la Unión Europea en 2011, que asciende a unos 12,5 billones de euros. El 10% más rico posee en conjunto cerca de 50 billones de euros. Imaginémonos un impuesto del 2% sobre el 1% más rico, y del 1% sobre el resto del 10% más rico. Factura: 500 mil millones y 235 mil millones respectivamente,. Suficiente para financiar todos los sistemas MES del planeta.